Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

El té y la salud III

Depresión: En la medicina tradicional china se aconseja el consumo de té para aliviar los síntomas depresivos, pues el ligero poder estimulante de la teína ayuda al organismo a combatir el decaimiento y el cansancio por sobreesfuerzo. Si n embargo, no debemos abusar de las infusiones muy concentradas ni del consumo excesivo de té, para no padecer sobreexcitación o palpitaciones cardíacas. Diarrea: El contenido en catequinas, ácido tánico, gálico y zinc del té lo hacen astringente, es decir, capaz de absorber líquidos del organismo, con lo que disminuye la cantidad de deposiciones. Fertilidad masculina: El té, por su contenido en arginina, favorece la potencia sexual masculina, la función eréctil y la cantidad de espermatozoides. Halitosis, caries, aftas y gingivitis: La catequina el té posee propiedades antibacterianas que ayudan a eliminar las bacterias que producen el mal aliento y son también muy efectivas para curar las llagas de la boca o evitar la gingivitis (porque previenen la…

Nuevo curso taller de cata de té

Día de la Mujer 8 de Marzo

Kusamakura de Natsume Soseiki

Para el amante de los placeres no hay nada tan delicioso como degustar el néctar denso y aromático, gota a gota, en la punta de su lengua. La gente corriente suele decir "tomar té", pero esta es una expresión incorrecta. Cuando sientes un poco de ese liquido puro diluirse lentamente por tu lengua, apenas necesitas tragarlo. Se trata de dejar que la fragancia penetre directamente desde la garganta hasta el estómago. Para ello conviene que el áspero liquido se extienda por toda la boca y los dientes. El té Gyokuro elude la insipidez del agua pura y, sin embargo, no es tan denso como para requerir ninguna costosa acción de paladeo. Es una bebida excelente. Hay quienes se quejan de que el té no les deja dormir, pero yo les diría que es mejor quedarse sin dormir que quedarse sin té.

Estos comentarios los hace el protagonista del libro de titulo Kusamakura. de Natsume Soseki (Tokyo,1867-1916) La novela está publicada en 1906 pero, por supuesto, como podeis ver se mantiene viva.